• Fenómenos extraños en la Carretera de Extremadura

    Se disponían a cruzar el puente que existe, nada más pasar el Puerto de Miravete y el desvío hacía Romangordo, cuando de repente se mostró ante sus ojos un enorme y extraño muro que apareció en mitad del puente ocupando toda la calzada

  • La Portuguesa, la dama de blanco talaverana

    Aquellos conductores que se han encontrado con tan aterradora aparición la describen como una mujer delgada que lleva un vestido largo compuesto por retales o harapos manchados de sangre en su parte inferior.

  • La Casa del Miedo de La Codosera

    Enseres domésticos que se desplazaban solos, puertas cerradas con llave que se abrían durante la noche, útiles de cocina que aparecían revueltos al amanecer ó cántaros que se precipitaban desde el poyete de una fuente cayendo al suelo y quebrándose.

  • Casa del miedo de Badajoz

    Contaban los periódicos locales de la época que en la casa, al anochecer y mientras sus inquilinos dormían, se producían una serie de ruidos extraños producidos mayormente por enseres domésticos que se cambiaban solos de sitio y puertas que se abrían y cerraban solas.

  • Crimen por amor

    Asesinaron al esposo de la mujer y con el fin de eliminar pruebas echaron su cadáver atado de pies y manos al arroyo Godolid.

  • La niña de Valparaíso

    La niña al vernos se nos queda mirando sin ninguna expresión facial y al poco tiempo se desvanece, como si fuera una alucinación de nuestra mente.

  • Aparición mariana de La Codosera

    Muerta de curiosidad volvió a mirar sobre el mismo castaño y cual fue su asombro al distinguir claramente a la Virgen de los Dolores, con manto negro, se encontraba envuelta en unos rayos luminosos y elevada sobre la mitad del tronco, estaba de perfil mirando hacia el pueblo con las manos juntas y un rostro bellísimo reflejaba una divina tristeza.

  • El hombre Verde de Talavera la Real

    En aquel momento pensaron que se podría haber realizado una violación del perímetro de la base y armados con subfusiles-Z62 comenzaron una inspección ocular por los alrededores de las garitas, casi sin tiempo para investigar nada, volvieron a escuchar el sonido durante otros cinco minutos, era un sonido agudo tan intenso que hacía daño en los oídos.

  • El Tío del Bronci

    Un estremecedor grito le despertó, le hacía parecido escuchar la voz profunda de un hombre que gritaba “heeeeeeeeeey”, “heeeeeeeeeey", un escalofrío recorrió todo su cuerpo.

  • Los Aullones

    Cuando la vía pública no disponía de iluminación, unos temibles seres sembraron el pánico en las calles de la población, tal era el temor de los vecinos que la mayoría de ellos evitaban salir de casa una vez echada la noche por temor a toparse con ellos.

  • Pages